lunes, 14 de junio de 2010

Y otra vez tengo que callar.

Una divinidad, que por ser divina ya es hermosa,
multiplicada por tu gracia,
tu grandeza,
tu belleza innata e inmortal por ser tu alma de tan elevada esencia...
Hacen de lo más bello lo sublime,
y de lo sublime...
Lo indecible.

7 comentarios:

  1. A LA MIERDA SER-AFIN....

    ResponderEliminar
  2. Primero flota... Después vuela...

    ResponderEliminar
  3. Muy alto... Sin miedo.

    Libres de miedos, libres de todo.

    ResponderEliminar
  4. Olvidar quince mil encantos es mucha sensatez

    ResponderEliminar
  5. Es ke existe la sensatez?¿?



    Freak Girl

    ResponderEliminar